Las bebidas en la dieta

beneficios-del-te-verde

Siempre que hablamos de dieta pensamos en la comida. Pero, ¿qué pasa con las bebidas? Sabemos que es muy importante tomar por lo menos 2 litros de líquido por día: esto ayuda a eliminar toxinas, mantiene nuestros riñones funcionando y activa nuestro metabolismo. Pero no da lo mismo cualquier bebida.

 
Las bebidas que ingerimos influyen en nuestro organismo de distintos modos: algunas son excelentes para nuestra salud, porque hidratan, o son relajantes, o aportan vitaminas y proteínas, o tiene poder antioxidante. Otras aportan azúcares y “calorías vacías”, son deliciosas pero con escaso valor nutritivo, o tienen como efecto colateral la retención de líquidos.

 
-El agua es la bebida sana por excelencia: no aporta calorías, nos hidrata, calma el apetito si la ingerimos antes o durante las comidas; tomando dos litros por día eliminaremos líquidos en lugar de retenerlos, y con ellos las toxinas; también activa el metabolismo generando energía por la quema de grasa.

 
-El té y las infusiones, en cualquiera de sus variedades, y sin azúcar, también son excelentes para la dieta. No aportan calorías, muchos tienen propiedades antioxidantes, o relajantes, o energizantes, o curativas. Algunos contienen cafeína (como el té verde o el té negro).

 
-Los zumos frutales naturales sin azúcar son muy buenos para la salud y deberíamos tomar un vaso, por lo menos una vez al día, siempre inmediatamente después de exprimirlos. Aportan vitaminas y hierro, son desintoxicantes, nos dan energía y reducen el riesgo de accidentes cardiovasculares. Los zumos de verdura aportan nutrientes y vitaminas, y son más fáciles de digerir que las verduras crudas.

 
-La leche es excelente para la dieta, siempre que sea parcial o totalmente descremada. Contiene calcio, proteínas, vitamina D y vitamina A, fundamentales para el organismo.

 
Las bebidas que deberíamos consumir en cantidades mínimas son las gaseosas que no sean “light” y las bebidas alcohólicas: aportan muchísimas calorías y ningún nutriente. Los zumos de frutas envasados tienen mucho azúcar y son sintéticos en la mayor proporción. Y las bebidas isotónicas sólo son recomendables para quienes hacen una rutina de ejercicios de más de una hora diaria: contienen casi tanto azúcar y calorías como las gaseosas, y provocan retención de líquidos.

loading…


Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies